La ciencia, mi disposición inicial

En la primera tarea de la Epistemología y Cultura Científica se nos propone describir y razonar brevemente nuestra disposición inicial (inconsciente y no elaborada) acerca de la ciencia. A continuación, algunas de mis primeras impresiones:

Partiendo de la base de que no soy científica, pero trabajo en un entorno de investigación, a bote pronto diría que mi primera impresión acerca de la ciencia es favorable, confiada y admirativa. Creo que la labor científica es objetiva y se basa en hechos que se pueden demostrar, sigue un método riguroso y beneficia tremendamente a la sociedad. Además, me parece que los mecanismos para garantizar que la labor científica es realizada correctamente son efectivos.  

Estoy convencida de que la mayoría de la comunidad científica está formada por personas de alta cualificación que se dedican por pasión a la esta labor. En general creo que se trata de una profesión bien valorada en la sociedad, que da cierta reputación a sus miembros porque exige unos estándares muy altos de trabajo y se trata de un campo en el que la mediocridad no lleva a ninguna parte. Sin embargo, no creo que la percepción social sea que se trata de una profesión que está excesivamente bien remunerada o que los científicos se dediquen a ella por dinero.

Reflexionando acerca de mi disposición hacia la ciencia, es posible que esa primera percepción varíe dependiendo de la disciplina que tenga en mente. Desde el absoluto desconocimiento en la materia, tengo que admitir que cuando pienso en aquellos experimentos relacionados con la clonación siento cierta desconfianza sobre el tema. Es un ámbito en el que empiezo a relacionar la ética con la ciencia y las barreras entre lo que es o no aceptable para justificar el avance científico empiezan a difuminarse.  ¿Es importante explorar los límites de la genética? Probablemente sí. ¿Este avance será beneficioso para el conjunto de la sociedad? No lo tengo tan claro.

Me pasa lo mismo con otras disciplinas como la ciencia de datos, que tan relacionada está con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. A medida que avanza la tecnología cada vez son más las cosas que podemos hacer y las barreras que se rompen. Y aunque no me cabe duda de esos avances pueden resultar sumamente beneficiosos para la sociedad, también me genera dudas en cuanto al impacto que tendrá que no se hayan estudiado sus implicaciones éticas meticulosamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: