Las referencias en los artículos científicos

En la tarea número 3 de la asignatura Publicaciones y Congresos Científicos debemos analizar un artículo científico para saber cuántas citas hay en cada una de las secciones de la estructura IMRYD. Para llevar a cabo esta tarea he seleccionado un artículo titulado “Reducing variability in the cost of energy of ocean energy arrays” de un investigador de BCAM, que está disponible en el siguiente enlace: https://bird.bcamath.org/handle/20.500.11824/980

Tras revisar el artículo mencionado, así quedaría el número de referencias (aproximadamente) en cada sección:  

SecciónNúmero de referencias
IntroductionAlrededor de 35 citas
MethodAlrededor de 50 citas
Discussion1 cita
Conclusion (Results)Ninguna cita

Teniendo en cuenta que todos los papers tienen más o menos la misma estructura, concretamente la IMRYD, creo que es factible que se mantenga una proporción de citas similar a esta en otros artículos, incluso de distintas disciplinas.

Al fin de al cabo, tiene sentido que en la introducción y el método se haga un repaso de la literatura y sea necesario un mayor número de referencias para poner al lector en antecedentes, mientras que en la discusión y la conclusión, que son derivadas de la propia labor de investigación, no sea necesario citar a otras fuentes.

La ciencia, mi disposición inicial

En la primera tarea de la Epistemología y Cultura Científica se nos propone describir y razonar brevemente nuestra disposición inicial (inconsciente y no elaborada) acerca de la ciencia. A continuación, algunas de mis primeras impresiones:

Partiendo de la base de que no soy científica, pero trabajo en un entorno de investigación, a bote pronto diría que mi primera impresión acerca de la ciencia es favorable, confiada y admirativa. Creo que la labor científica es objetiva y se basa en hechos que se pueden demostrar, sigue un método riguroso y beneficia tremendamente a la sociedad. Además, me parece que los mecanismos para garantizar que la labor científica es realizada correctamente son efectivos.  

Estoy convencida de que la mayoría de la comunidad científica está formada por personas de alta cualificación que se dedican por pasión a la esta labor. En general creo que se trata de una profesión bien valorada en la sociedad, que da cierta reputación a sus miembros porque exige unos estándares muy altos de trabajo y se trata de un campo en el que la mediocridad no lleva a ninguna parte. Sin embargo, no creo que la percepción social sea que se trata de una profesión que está excesivamente bien remunerada o que los científicos se dediquen a ella por dinero.

Reflexionando acerca de mi disposición hacia la ciencia, es posible que esa primera percepción varíe dependiendo de la disciplina que tenga en mente. Desde el absoluto desconocimiento en la materia, tengo que admitir que cuando pienso en aquellos experimentos relacionados con la clonación siento cierta desconfianza sobre el tema. Es un ámbito en el que empiezo a relacionar la ética con la ciencia y las barreras entre lo que es o no aceptable para justificar el avance científico empiezan a difuminarse.  ¿Es importante explorar los límites de la genética? Probablemente sí. ¿Este avance será beneficioso para el conjunto de la sociedad? No lo tengo tan claro.

Me pasa lo mismo con otras disciplinas como la ciencia de datos, que tan relacionada está con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. A medida que avanza la tecnología cada vez son más las cosas que podemos hacer y las barreras que se rompen. Y aunque no me cabe duda de esos avances pueden resultar sumamente beneficiosos para la sociedad, también me genera dudas en cuanto al impacto que tendrá que no se hayan estudiado sus implicaciones éticas meticulosamente.

La divulgación científica y su papel en la educación informal

Según Neil DeGrasse, una de las funciones más necesarias de la divulgación científica es inculcar a los niños y niñas la pasión por la ciencia y así fomentar su curiosidad. En ese sentido, el conocido divulgador estadounidense apunta que la educación no debería basarse en llenar de información el cerebro, sino en entrenar a la gente para que piense. En su opinión, esta es la única manera de convertir la información que recibimos en conocimiento, y ese conocimiento en sabiduría, para ser capaces de transformar nuestra sociedad.

Por otro lado, el creador de Wikipedia, Jimmy Waves, coincide con DeGrasse en que el modelo de educación tradicional no evoluciona lo suficientemente rápido y afirma que una parte muy importante de la educación debería ser “aprender cómo aprender”. Es decir, enseñar a los estudiantes cómo pueden seguir aprendiendo a lo largo de su vida.  En ese sentido, Waves apunta a la importancia de la tecnología a la hora de garantizar el acceso libre al conocimiento. En su opinión, los cursos online y plataformas como Wikipedia – que forman parte de la educación informal – contribuyen a la sabiduría de la ciudadanía siempre y cuando se afronten desde un punto de vista crítico, ya que “tener acceso a la información no es lo mismo que tener conocimiento”. Esto es especialmente relevante en un momento en el que Internet nos da acceso a una gran cantidad de información, que no siempre es precisa, es veraz o está contrastada.

Personalmente, coincido con ambos expertos en que la divulgación científica interviene sobre todo en el aprendizaje informal, y no me cabe duda de que se trata de una herramienta fundamental para fomentar el interés de los niños y niñas por la ciencia. Tal y como señalaba el periodista Manuel Calvo Hernando la divulgación científica no sustituye a la educación, pero puede llenar vacíos de la enseñanza moderna y ayudar al público a adoptar una determinada actitud ante la ciencia.

IMRYD, un formato narrativo más

Con el fin de demostrar que el formato académico es un estilo narrativo más, para la segunda tarea de la asignatura Publicaciones y Congresos Científicos me he propuesto narrar el último concierto del grupo Berri Txarrak en el formato IMRYD.

  • Introducción: El 23 de noviembre de 2019 el grupo de rock Berri Txarrak ofreció su último concierto en el Navarra Arena de Pamplona tras 25 años de recorrido musical y 9 álbumes de estudio. Así daban fin a su última gira, titulada Ikusi Arte (hasta pronto en castellano), que ha ofrecido más de 60 conciertos en ciudades de toda España y Europa, incluidas capitales como Amsterdam, Berlín o París.  
  • Metodología: El concierto contó con un repertorio repleto de los grandes éxitos del grupo, desde temas actuales hasta algunos que formaron parte de sus primeros álbumes. En él participaron, además de los actuales miembros de la banda, algunos miembros que fueron del grupo en el pasado.
  • Resultados: Más de 10.000 asistentes disfrutaron del último concierto del grupo navarro que duró 3 horas. El evento tuvo un gran impacto mediático: fue grabado íntegramente y emitido en diferido por la cadena de televisión vasca Hamaika Telebista, los principales periódicos vascos (El correo, Deia, Gara…) le dedicaron artículos en la edición del domingo 24 de noviembre y las imágenes del concierto aparecieron en el informativo de la televisión pública vasca (EITB). Así mismo, el impacto en redes sociales fue reseñable, convirtiéndose en Trending Topic (temas de los que más se está hablando en un momento determinado en Twitter) las palabras “Berri Txarrak” e “Ikusi Arte”.
  • Discusión: Tras el último concierto del grupo navarro son varias las incógnitas que rodean al futuro de sus miembros. ¿Seguirá Gorka Urbizu su carrera musical en solitario o se dedicará a descansar y a pasar tiempo con su familia, como decía en el comunicado que anunciaba su retirada? ¿Formarán el resto de miembros de la banda otro grupo?

La estructura IMRYD en los artículos científicos

Para la primera tarea de la asignatura Publicaciones y Congresos Científicos he seleccionado dos artículos de BIRD (BCAM’s Institutional Repository Data), el repositorio de artículos científicos de libre acceso de BCAM. El objetivo de la tarea es analizar los artículos para tratar de reconocer la estructura IMRYD (Introducción, Metodología, Resultados y Discusión) y concluir qué apartados se reconocen mejor y cuáles peor.

El primero de los artículos que he seleccionado se titula Combining statistical techniques to predict post-surgical risk of 1-year mortality for patients with colon cáncer y está disponible en este enlace. En este caso, identificar la estructura IMRYD ha sido sumamente sencillo ya que el artículo está dividido en las secciones que describe esa estructura. Además, contiene un pequeño resumen en el inicio de las 4 secciones principales que lo conforman. En cuanto al contenido:

  • En la introducción se presenta el tema de investigación y los principales objetivos del artículo,  
  • En la sección referente a los métodos se presentan el diseño del estudio, los criterios de selección de pacientes, las variables de la recolección de datos y las bases del análisis estadístico a realizar. También se incluye un apartado sobre el aspecto ético del estudio y la forma en la que se ha conseguido el consentimiento de los pacientes participantes.
  • En la sección Results presentan los resultados del análisis estadístico
  • El apartado Discussion está dedicado a revisar los resultados del estudio en comparación con el resto de literatura consultada para su elaboración e incluye varias figuras que ayudan a contextualizar sus resultados.
  • Finalmente, el artículo incluye una breve sección con las limitaciones del estudio y un párrafo a modo de conclusión que habla de su efectividad y su utilidad.

El segundo artículo que he analizado está disponible en este enlace y se titula Refined Isogeometric Analysis for fluid mechanics and electromagnetism. En este caso también ha sido sencillo identificar la introducción y las conclusiones del paper, pero en lugar del hablar de métodos se habla de detalles de implementación y se mencionan los resultados numéricos, en lugar de los resultados, en general.

En cualquier caso, aunque la temática de los artículos era muy distinta, en ambos casos ha sido relativamente sencillo identificar la estructura IMRYD.

Sobre mi

¡Hola, soy Nagore! 😊 En 2012 me licencié en periodismo en la Universidad del País Vasco. Tras algunos meses trabajando en la web de la televisión pública vasca descubrí que mi parte favorita de la comunicación era aquella relacionada con los medios digitales, así que decidí estudiar un máster en Marketing Digital, Comunicación y Redes Sociales en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Desde entonces he trabajado en varias agencias de comunicación, con clientes de sectores muy diversos.

En enero del año pasado me incorporé al Centro Vasco de Matemática Aplicada – BCAM (Basque Center for Applied Mathematics), donde me encargo de la comunicación y las actividades de divulgación. Esta es mi primera experiencia profesional en el ámbito de la ciencia así que creo que los contenidos del curso de Experto/a de universidad en Comunicación de la Ciencia serán sumamente interesantes para mi, además de resultarme muy útiles en mi día a día.

En este blog encontraréis los trabajos que desarrolle a lo largo del curso, pero si queréis conocer más acerca de mi o el centro en el que trabajo os recomiendo que visitéis los siguientes enlaces:

¡Hasta la próxima!

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora